Receta de niños envueltos para prevenir las várices

ninos-envueltos-repollo

Los alimentos que consumimos tienen mucho que ver con la manera en que funciona nuestro cuerpo y  de la misma manera pueden atenuar problemas transformándose en una medicina. Si quieres saber cómo prevenir las várices, te encantará esta receta de niños envueltos en repollo blanco con salsa de tomates.

El repollo blanco tiene un alto contenido de vitamina C, que previene la hipertensión y reduce el colesterol, que son dos factores que predisponen a la aparición de várices en distintas partes del cuerpo. También el tomate tiene propiedades antioxidantes que protegen la salud del sistema circulatorio y actúan como uno de los mejores remedios caseros para las várices. Por eso elegí esta receta para comer rico y sano.

Ingredientes (porción para dos)

  • ½ repollo blancorepollo
  • 500grs de ricota
  • 10 nueces mariposa
  • 1 zanahoria
  • 1kg de tomates
  • 1 cebolla
  • 300grs de queso cremoso
  • 1 cucharadita de semillas de sésamo
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano
  • 1 puñado de albahaca

Preparación

Corta la base dura del repollo y separa la mitad de sus hojas procurando que salgan enteras,  reserva. Estas hojas se usaran para envolver el relleno.

Para el relleno, picar el resto de las hojas del repollo, pelar y rallar la zanahoria. Hervir los dos ingredientes hasta que estén tiernos y colar. Mezclar con la ricota y las nueces previamente picadas. Condimentar con sal y pimienta. Ya tenemos listo el relleno.

Hervir cinco minutos las hojas enteras que habían sido reservadas. Solo queremos ablandarlas para que queden maleables y así poder usarlas para envolver, pero ten en cuenta que se terminarán de cocinar en el horno.

Para hacer los envueltos tomamos una hoja y ubicamos sobre la parte del tallo una cucharada sopera de relleno junto con una rodaja de queso cremoso, doblamos los bordes laterales hacia adentro y luego empezamos a enrollar hacia el extremo opuesto de la hoja. Cuando terminamos de enrollar ajustamos con un palillo. Iremos disponiendo los envueltos en una fuente para horno que tenga de unos 2 o 3cm de profundidad.

Para la salsa herviremos los tomates tomatesunos 10 minutos hasta que se suelte la piel, luego los terminaremos de pelar una vez colados y enfriados. Picar una cebolla y procesarla junto a los tomates pelados. Condimentar con orégano, pimienta y una pizca de sal. Cocinamos la salsa 20 minutos y la echamos en la fuente sobre los niños envueltos. Metemos la fuente 15 minutos al horno a fuego medio.

Para darle el  decoramos con hojas de albahaca y lluvia de semillas de sésamo. Ya tienes una receta súper rica y original con la que además puedes prevenir las várices y mantenerte sin arañitas en las piernas.