Helado natural de duraznos para diabéticos

 

helado-durazno

La dieta de un diabético es un poco más restringida ya que no puede incluir azúcar o alimentos que se transformen en ella. Sin embargo, hay algunos postres totalmente naturales que pueden incluirse perfectamente en una dieta para la diabetes.

Las frutas son golosinas naturales, y aunque algunas tienen altas cantidades de azúcar por lo que te conviene evitarlas o moderar su consumo, puedes disfrutar de estos dulces que además del exquisito gusto, aportan vitaminas, fibra y nutrientes que tu cuerpo necesita.

Helado natural de durazno

Esta es una receta muy fácil para hacer un helado Juicy fruit with drinking strawnatural de durazno que se puede incluir en la alimentación para diabéticos de forma segura.

Lo que necesitarás es únicamente un kilo de duraznos.

Debes pelarlos, cortarlos en trozos y congelarlos. Una vez congelados los pones en la licuadora y los licúas hasta que la consistencia sea similar a la de un mouse. Y listo, ya tienes un postre helado rico y natural. Si te sobra preparación la puedes guardar en el congelador en potes individuales. Incluso puedes ponerle a cada pote individual un palito de madera, así después podrás desmoldarlo y disfrutarlo como un palito helado.

Este mismo postre helado lo puedes realizar con otras frutas que son ideales en la alimentación para un diabético, como arándanos, cerezas, frambuesas, naranjas, fresas, limones, manzanas y pomelos. También puedes hacer combinaciones de varias de estas frutas.

Beneficios del durazno para los diabéticos

Muchas veces no queda claro qué es duraznobueno para la diabetes, por eso es interesante repasar las propiedades de los alimentos. El durazno es una fruta con excelentes beneficios para las personas que sufren de la enfermedad de la diabetes y también para prevenirla, debido a que son ricas en fenoles, cuyas propiedades antioxidantes y antiinflamatorias reducen el riesgo de eventos cardiovasculares. El ácido clorogénico, que también está presente en esta fruta, tiene la propiedad de proteger el páncreas. Además son ricos en vitamina C que ayuda a quienes padecen de diabetes mellitus tipo 2 a reducir las consecuencias de la enfermedad como infecciones, problemas de cicatrización o mala visión; también en vitamina A que fortalece el sistema inmunitario, previene los daños oculares y previene las úlceras, es rico en potasio que toma parte en los procesos metabólicos, regula la presión arterial y el ritmo cardíaco. Además tiene altos contenidos de fibra, que retrasa la absorción de los carbohidratos por lo que disminuye las subidas del nivel de azúcar en sangre.